Molde para hacer flores fritas. Semana Santa

molde flor frita
Si me preguntáis a qué olían las semanas santas de mi infancia, os diré que a pestiños y flores fritas. Mi abuela se encerraba en su cocina durante horas, con unas recetas que había escrito su madre y que tenían ingredientes tan reveladores como «una peseta de esencia de azahar» y salía con un gran barreño de flores y pestiños recubiertos de azúcar y canela.
El molde para hacer flores fritas que tenía mi abuela lo hizo mi abuelo que era herrero. Tenía el problema de que si estaba mucho rato en la sartén te quemabas con el palo pero el molde que os traemos hoy no tiene ese problema porque lleva el mango recubierto de madera.
Mi abuela hacía las flores de la misma masa que los pestiños. Metía en la sartén el molde empapado en una masa que hacía con huevo, harina, leche y azúcar, empujaba el molde hacia abajo y al agitarlo se desprendía una flor perfecta que, cuando se enfriaba, pasábamos con cuidado por azúcar y canela. Para mí era algo casi mágico y creo que cuando mis peques sean un poco más mayores voy a rescatar esta costumbre de comer flores fritas por Semana Santa.
Precio | 7,99€
Comprar Molde para flores fritas de semana santa
En El Pelagambas | Molde para hacer huevos fritos con forma de calavera

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.