Heladera Taurus

heladera
Llega el verano y a mí lo que me pide el cuerpo (además de gazpacho a litros) es helado. De fresa, de chocolate, de plátano, de vainilla… da igual, el caso es que esté cremoso y fresquito. Por eso llevo unas semanas en busca de la heladera ideal y creo que esta de Taurus que os enseño hoy es una firme candidata a ocupar mi corazón (y un hueco en mi cocina).

Cómo hacer polos más creativos de forma sencilla con Zoku

zoku ice pop maker
Con la llegada del verano cada vez nos apetecen más los helados y, como en casi todo, si son caseros suelen estar más ricos. Ponerse a hacer un helado con una heladera puede ser una tarea demasiado larga si el calor está haciendo mella. Y es justo por su rapidez por lo que destaca este recipiente para hacer polos de Zoku.
El recipiente para hacer helados de Zoku tarda entre 7 y 10 minutos –dependiendo de la composición- en congelar los polos y dejarlos listos para su consumo. Se trata de un recipiente que debe dejarse en el congelador 24 horas. Una vez enfriado se puede utilizar, y añadir el líquido con el que queramos hacer nuestros polos, que pueden ser zumos o algo más cremoso que lleve leche o nata.

Funderelele o Cuchara para helado Oxo Good Grips

funderelele
Sí, Funderelele . Ahora ya sabes como se llama eso que sirve para hacer las bolas redondas de helado, también llamado cuchara para helados o sacabolas. Un útil utensilio de cocina que Alfred L. Cralle inventó en 1897 – hace más de 100 años – para poder servir bolas de helado sin que fueran necesario usar dos manos para dar forma al helado y separarlo del molde.
La tecnología que patentó Cralle es la de una especie de cuchara profunda y redonda que le da la forma redonda a la bola, con un mecanismo interior que ayuda a que la bola se suelte del molde, apretando un mecanismo o el mismo mango del funderelele.
Existen muchos modelos de fundereleles, pero la cuchara para helado de OXO Good Grips nos ha convencido por varios motivos. En primer lugar, es una variación del funderelele original, y en este blog nos pierde todo lo diferente.